!!! Closure of EU polloi !!!

Dear readers, followers and supporters,

I am happy to announce the closure of EU polloi. Is there any reason to be happy about this? Yes, there is!

This blog was created as a small platform for analysis on European-Latin American policies, to share some philosophical thoughts, pass on news and promoting cultural happenings by Berlin’s rich Latino community – or as some would call it: bridging the gap between graduating and getting serious.

Why is the closure of the blog good news? Blogs represent a vital instrument in people´s participation and the path towards democracies. I´m starting a new work program in China that has left me too busy to adequately feed the blog; the main reason why I´m closing it. Nonetheless my involvement with Sino-European-Latin American relations is growing larger every day. This means I’ll be getting serious very soon, so do expect to hear from me again.

I wish to thank all the readers and the online research community. It has been a great pleasure.

Yours truly Jean-Philippe S.

ps: Sino-European-Latin American relations are the new big thing! Haven´t you heard?

Advertisements

“When China Sneezes, Latin America Gets the Flu”

The 2013 China-Latin America Economic Bulletin makes it clear:

China has become a major trading partner for Latin America and even the number one trading partner for over ten economies in the region. However, LAC runs the risk to add just another major trading partner to its asymmetrical trading patterns with Europe and North America instead of diversifying it. LAC imports mainly manufactured goods from China, especially electronics and vehicles, and exports raw materials. This has resulted in growing exports in volume, but whose value has recently grown much slower than the import value due to falling commodity prices. The increasing trade deficit in 2011 and 2012 indicates the missing diversification of exports: Half of all LAC exports remain concentrated in three broad sectors (copper, iron and soy) and in few LAC countries (Brail, Argentina and Chile).

To read the entire bulletin click here

Hitting the Latin American oil piñata – Underrated indicators of how China and the EU’s energy policies are slowly merging

PiñataMuch has been written about the ‘EU’s decline’ and ‘China’s rise’ in international relations – quite rightly, especially as to energy security!

Current examples are:

1. The European economy continuous to flag, hereby decreasing Europe’s attractiveness for energy partners and indirectly increasing China’s profile.
2. The Ukrainian crisis shatters the EU’s relations with Russia, its largest energy supplier, and redirects Moscow’s eyes on export markets in the East.
3. Energy security is a traditional field of hard power in which China is currently playing a much more dominant international role.

It is generally accepted that this can only lead to rising competition and conflicts between the regions that are increasingly dependent on energy imports. But the contrary might be true. Having a closer look behind mainstream media coverage even reveals indications of merging foreign energy policies.

On April 2nd 2014, the Chinese government published its second EU strategy paper. The renewed five to ten years road map highlights energy cooperation which has become a dominant feature in many bilateral agreements. Mysteriously, the paper remained almost unnoticed in Europe although it clearly outlines ways to an improved energy partnership such as the China-EU Energy Policy Dialogue.

Luckily, the economy has progressed farther than politics as is shown by the example of Latin America’s oil sector. With Venezuela’s bitumen boom, Mexico’s extensive energy reform and Brazil’s pre-salt discoveries, the continent is becoming a world energy player. Both, Chinese and European companies have intensified business in the continent’s oil industry and started to work together. The winner for the bit of Brazil’s giant oil field “Libra”, for example, is a consortium made up by SHELL (England/Netherlands) and TOTAL (French) representing 20% each, and CNPC and CNOOC (China) with 10% each (with the remaining 40% for Brazil’s Petrobras).

Interestingly, the booming oil industry in Latin America provides China the chance to enter new markets at eye level with western companies. Before, Chinese companies were pushed into risky – and often less attractive – oil markets avoided by western companies for political reasons such as Kazakhstan, Iran and Sudan. Now, they engage in more lucrative deals and save markets bypassing controversial loans-for-oil deals. Even more astonishing, however, is this new willingness of European and Chinese companies to cooperate. Self-evidently, these companies remain economic rivals. But an invisible wall that had prohibited such cooperation is slowly falling – and hereby making future political cooperation more likely. With increasing economic cooperation and competition in the same markets, economic and political interests become inevitably more similar such as protecting financial investments.

Against this background, the much discussed topic of increasing Chinese power and share of international responsibilities seems overrated. The more Chinese and European economic interests compete in third markets the merrier political cooperation becomes pendent and foreign energy policies merge.

The three above mentioned examples are therefore not necessarily indicators of an increasing rivalry but could be steps to a deeper Sino-European energy cooperation. Why?

1. The current economic crisis is transforming the EU and accelerates its willingness to cooperate with former ‘unorthodox’ partners such as China.
2. The Ukrainian crisis underlines the vulnerability of EU energy security and will hence push European energy policy integration in the long run.
3. Energy security is becoming a shared area between hard and soft power which leads to an increasing number of cooperation areas such as development policy and strategic commodity partnerships.

La mafiosidad gana terreno en América Latina

El crimen organizado se consolida y el centro de estudios Wilson Center propone diez acciones concretas para combatirlo: recuperar los territorios, contener los mercados ilegales locales, capturar y procesar a los empresarios y funcionarios vinculados al delito, fortalecer la institucionalidad y resguardar a los jóvenes son algunas de las sugerencias.

Mafiosidad en America LatinaPara acceder al documento, haz click aquí

¿Qué aportará China a América Latina?

Hoy compartimos una entrevista hecho por Claudia Boragni con tres eonomistas especulando sobre los riesgos y las oportunidades generadas por el exponencial crecimiento económico de China para Latinoamérica. ¡Vale la pena leerlo!

West meets East G20 KoreaChina está cambiando el mapa de la economía mundial. Desde que inició su proceso de reformas económicas en 1978 su tasa de crecimiento promedio anual ronda el 9 por ciento. Es la sexta economía más grande del mundo y el mayor receptor de inversión extranjera directa desde 2002. En muchos aspectos se asemeja a los países en desarrollo pero en otros es una típica economía industrializada. Una de sus principales debilidades es la falta de separación entre Estado y mercado, de allí que algunos observadores estiman que los regímenes de regulación financiera y de capitales, y las normas para la inversión extranjera y el comercio internacional, serán el verdadero campo de batalla en el que se librará la competencia entre China y los países de América Latina.

“BIDAmérica reunió a Robert Devlin, subgerente del Departamento de Integración y Programas Regionales, a Antoni Estevadeordal, Economista Principal de Comercio, co-editores con Andrés Rodríguez de “El resurgimiento de China: Oportunidades y Desafíos para América Latina y el Caribe”, y a Eduardo Lora, Asesor Principal del Departamento de Investigación del BID, con el objetivo de analizar las implicancias estratégicas que tendrá el crecimiento exponencial de la economía china para el resto del mundo y, especialmente, para los países de América Latina.

BIDAmérica: ¿Qué factores explican estas tasas de crecimiento de la economía china?

Lora: La base del crecimiento de China es que puso en acción las fuerzas del mercado que estuvieron largamente reprimidas. Lo hizo, básicamente, mediante el tránsito de la población desde actividades muy improductivas en el sector rural hacia actividades más productivas, como las manufacturas, que encontraron una salida en los mercados internacionales. Esa es la base del crecimiento de China. Claro que es un país de ingresos muy bajos y eso indica costos laborales muy bajos.

Devlin: Creo que en China se han dado varios factores: la inserción de reformas de mercado en una economía muy retrasada que, por sí mismas, crean una dinámica de crecimiento; una política con altas tasas de ahorro e inversión, atracción efectiva de inversión extranjera directa, y una política industrial y tecnológica que, si bien tiene ineficiencias, muestra su vocación de promover una estrategia de largo plazo.

Estevadeordal: China comparte muchas de las características del modelo de desarrollo que ha caracterizado a varios países del Este Asiático, aunque con algunas diferencias importantes debido al tamaño de la economía y a la propia evolución de su sistema económico. En este sentido es importante resaltar que más importante que las políticas per se (por ejemplo, la apertura externa; las políticas activas educativas y de desarrollo tecnológico; o las facilidades de acceso a crédito barato, etc.) ha sido la forma como éstas se han implementado, combinando nuevas políticas de economía de mercado con instituciones económicas del pasado y, al mismo tiempo, introduciendo estas políticas de forma paulatina, experimentando y aprendiendo a medida que se iban consiguiendo resultados.

BIDAmérica: ¿Qué otras diferencias separan a China de sus países vecinos?

Devlin: China usa mucho más inversión extranjera directa que Japón y Corea del Sur, que son los modelos iniciales de éxito. Japón puso mucho énfasis en la autonomía económica, y así no estableció muchos incentivos para la inversión extranjera directa. China ha sido mucho más receptiva, en parte, por tratarse de una economía muy atrasada.

BIDAmérica: ¿Es China un modelo exportable?

Lora: Yo diría que no. Claro que hay algunos elementos que son exportables como la prioridad que ha dado a la producción para la exportación en economías que no tienen mucho mercado interno. También la importancia que ha dado a la inversión extranjera directa y el apoyo al desarrollo de la ciencia y la tecnología que complementan esa inversión. Entre las cosas no exportables está la movilización de recursos de los sectores de baja productividad a los de alta productividad. En América Latina la gente ya se movilizó y los diferenciales de productividad o ingreso, incluso entre los sectores formales e informales, no son muy altos. Lo que posiblemente tampoco es exportable a América Latina es el énfasis puesto en ciertos mecanismos centralizados de decisión para crear incentivos.

Devlin: China es un caso particular en muchas dimensiones, como su régimen de partido único y su escala. Pero de todas maneras hay algunas cosas que pueden dar lugar a reflexiones. Por ejemplo, la importancia que da al ahorro y la inversión, especialmente en infraestructura. Ha cuidado mucho los ciclos económicos y combinado las políticas de corto plazo con estrategias de más largo plazo, no sólo en el nivel del gobierno central sino en el de localidades y empresas. Esto en un mundo globalizado puede ser útil. También su hincapié en la educación superior y la ciencia y la tecnología son notables. Uno no puede copiar a China porque es bastante única pero tiene elementos de éxito que pueden dar lugar a la reflexión para que América Latina compita mejor en el mundo.

BIDAmérica: ¿Qué factores internos y externos podrían hacer peligrar la continuidad del crecimiento de China?

Devlin: La transición política; es decir, cómo manejar la demanda para la libertad de acción y expresión que inevitablemente crece con el desarrollo del mercado; el mercado financiero, que tiene importantes pasivos con carteras vencidas, y el coeficiente de ingresos rurales y urbanos que es peor que en 1978. China redujo la pobreza, sus exportaciones crecen muy rápido, cubre un abanico tecnológico amplio, pero en ese marco hay muchas tensiones y serios problemas de inequidad del sistema. Pero, por otra parte, ha hecho importantes reformas de mercado, tiene un colchón muy grande para cubrirse por posibles problemas, por ejemplo tasas de ahorro y reservas internacionales muy altas, poco endeudamiento externo y una cuenta de capitales que no está propiamente abierta y así es menos vulnerable a los vaivenes del mercado. Sus autoridades han demostrado mucho talento en navegar las aguas de la transformación rápida y la mayoría de las proyecciones indican que su crecimiento anual será de entre 7 y 8 por ciento en los años próximos.

Estevadeordal: Otro factor fundamental son los desequilibrios territoriales y sectoriales. China tiene zonas de muy rápida industrialización, con gran capacidad de atracción de inversión y desarrollo de infraestructura, amplificando la divergencia con zonas del interior del país. Estos desequilibrios también se reflejan en sectores productivos, donde el sector exportador es el gran ganador comparado con otros. Estos desequilibrios producen mayores desigualdades sociales, un tema que preocupa crecientemente a las autoridades chinas sobre todo por sus posibles consecuencias de carácter político. También es importante señalar que la política industrial tan activa hoy día en China puede enfrentar limitaciones importantes en el futuro, lo que implicaría cambios de política sustanciales. Existen por tanto numerosos interrogantes sobre el futuro de China.

Lora: En China hay riesgos relativamente inmediatos que, paradójicamente, son fruto de sus fortalezas, como el riesgo financiero. Las altas tasas de ahorro e inversión se han convertido en un arma de doble filo porque en algunas zonas no hay posibilidades de consumo; a su vez, el mercado financiero recibe enormes cantidades de recursos para proyectos que no funcionan y nadie sabe hasta cuándo va a durar eso. Los malos créditos pueden ser problemas enormes si la economía llegara a pararse. Otro riesgo que es fruto de sus fortalezas de ahorro e inversión es precisamente su acumulación de reservas internacionales, que le da al país una enorme fortaleza externa y lo pone bajo presión de Estados Unidos, ya sea para que deje apreciar la moneda o para que restrinja las exportaciones.

BIDAmérica: A pesar de esta presión, China hasta ahora se ha resistido a apreciar su moneda. ¿Por qué?

Devlin: Es muy difícil decirle a China lo que debe hacer. Los observadores de este proceso dicen que China hará el ajuste a su manera y yo dudo que vaya a ser un ajuste muy grande.

China, por razones obvias, tendrá que flexibilizar su moneda porque el tipo de cambio fijo por 10 años está creando presiones internas importantes y ellos mismos, por sus propias necesidades, tienen que buscar una salida. Por otra parte, una reevaluación abrupta y grande podría crear perturbaciones, afectar negativamente la capacidad de absorber mano de obra del campo y, probablemente, no tendría gran efecto sobre el balance comercial de Estados Unidos.

Lora: Es interesante poner en perspectiva el sentido de la presión que se le está poniendo a China. China representa más o menos 10 por ciento del comercio internacional de Estados Unidos con lo cual por más grande que sea la apreciación que haga no le va a resolver el problema del déficit comercial. Si China hiciera una devaluación del 20 por ciento o 30 por ciento no cambiaría el déficit de Estados Unidos. En cambio, si China hiciera una apreciación importante y efectivamente redujera su superávit de cuenta corriente y su ritmo de acumulación de reservas internacionales le crearía a Estados Unidos un problema de financiamiento. Estados Unidos está proponiendo algo que sería contrario a sus propios intereses pero lo hace simplemente por una cuestión política. El año pasado, en China la acumulación de reservas fue de 200.000 millones de dólares y el déficit externo de Estados Unidos de 700.000 millones de dólares.

Estevadeordal: Una apreciación puede tener un efecto negativo en el crecimiento exportador y, por lo tanto, en el empleo. Pero este efecto puede ser mucho menor en el contexto de la economía China dado los bajos costos de mano de obra. Hay que considerar también los impactos de una apreciación sobre la conducción de su política monetaria y los balances del sistema financiero, cuyos efectos podrían ser mucho más importantes que el impacto del tipo de cambio en el sector real de la economía. Hay que tener en cuenta que las presiones externas para una revaluación están en parte originadas por consideraciones de tipo doméstico-proteccionistas, justificándose de esta forma la implementación de barreras comerciales a la entrada de productos chinos, ante la inmovilidad de la política cambiaria en China.

BIDAmérica: ¿Qué consecuencias tendría para América Latina una apreciación de la moneda china?

Lora: No sería una maravilla para América Latina. Si hubiera una apreciación no creo que llegue al 10% y eso no tendría prácticamente ningún beneficio para América Latina. En cambio, sí podría traer un efecto negativo si hay un problema de financiamiento de parte de Estados Unidos. O sea que la apreciación de la moneda no le conviene ni a América Latina ni a Estados Unidos.

BIDAmérica: Desde el punto de vista político, algunos sostienen que la ambición china de convertirse en una gran potencia mundial ha sido sustituida por el objetivo anunciado en Beijing de un surgimiento pacífico. Pero también están quienes creen que China espera que su desarrollo económico le provea las bases para una futura hegemonía mundial. ¿Ustedes que opinan?

Lora: Mi impresión es que la estrategia comercial de China es de buenas relaciones comerciales. Podría dar guerras comerciales y no lo hace. Puso pequeños impuestos a la exportación de confecciones para demostrar que está en una buena relación y que entiende la sensibilidad política de Estados Unidos. Por esa vía uno no podría esperar que vaya a desatar una guerra comercial. Si alguien la llegara a desatar sería Estados Unidos. Con Asia hay raíces profundas de comercio. Eso contrasta mucho con su postura política en otros temas en donde le conviene al Partido Comunista jugar con las sensibilidades políticas que tienen los chinos hacia Japón y Taiwán. Eso también es un arma de doble filo, que es muy interesante. Creo que se vio recientemente esa cantidad de manifestaciones que se dieron en que los chinos empezaron a reaccionar sobre gestos de los japoneses. Está también el tema de la posición que está buscando Japón en el Comité de Seguridad de las Naciones Unidas.

Devlin: Con su éxito y su pragmatismo que se destaca mucho en su política comercial, China está entrando cada vez más con su visión geopolítica y su nacionalismo. Son muy pragmáticos pero también tienen temas que desatan mucha emoción, por ejemplo Taiwán. Creo que su ambición geopolítica va a expresarse más fuertemente en Asia y tendría una presencia creciente en América Latina.

Estevadeordal: Históricamente, estos grandes procesos de revolución industrial y de modernización económica van acompañados de otros de hegemonía política mundial y regional, como ocurrió con Gran Bretaña, Estados Unidos, Japón y, ahora, muy probablemente con China.

BIDAmérica: ¿En qué se beneficiará América Latina del resurgimiento económico de China?

Lora: Creo que América Latina se ha beneficiado y se va a seguir beneficiando del resurgimiento de China porque implica una ampliación del comercio mundial y un motor del crecimiento. Lo que uno ve es una gran compatibilidad de intereses en lo comercial. América Latina espera grandes inversiones de China que aún no se han concretado porque China no ha sido inversionista internacional. Creo que eso va a atraer muchas posibilidades de negocios.

Devlin: Hay ventajas que son obvias. Cuando la economía china crece, demanda más y esta demanda se diversifica tanto en bienes como en servicios. China también va a invertir más en el exterior, tanto para tener acceso a los insumos para su máquina productiva, como para impulsar la creación de empresas multinacionales chinas. La otra ventaja es que la experiencia china va a estimular una reflexión en América Latina sobre las ventajas de tener objetivos políticos de largo plazo.”

Para la entrevista en original, haz click aquí

MEREX AG

…o la frontera de lo (i)legal en la política alemana de exportación de armamento

Siguiente al último post, les presentamos el trabajo de Carlos A. Pérez Ricart que examina el rol de la empresa Merex AG en la distribución y exportación de material de guerra entre 1963 y 1991. Para leer el trabajo completo, haz click aquí

 

Informe revela que Alemania vendió armas a países en conflicto

Este texto fue publicado en El Universal ayer el 28 de Marzo de 2014 y capta los resultados de un informe publicado por investigadores mexicanos. Lo reproducimos en que reflejamos más el tema de la responsabilidad compartida por conflictos en el mundo.

“Alemania vendió ilegalmente armamento y munición “sobrante” de la Segunda Guerra Mundial a países en conflicto, incluyendo varios de América Latina (…).

La venta se produjo desde 1974 hasta los años 90, aseguró la organización “México vía Berlín”. “Fueron operaciones completamente encubiertas, ilegales, pero de las que estaba al tanto el Ministerio de Defensa alemán”, aseguró a la agencia dpa el politólogo mexicano Carlos Pérez Ricart, autor del informe, citó DPA.

“En ellas también participaron los servicios secretos del país para deshacerse del arsenal de la Segunda Guerra a precio de mercado”, añadió.

Según el experto, las ventas se hicieron entre 1964 y 1975 especialmente a países en conflicto, a pesar de que las leyes alemanas lo prohíben expresamente, y se triangularon a través de empresas radicadas en países con leyes entonces menos rígidas en la materia, como Irán, Italia y Estados Unidos.

La investigación académica -como la describe Pérez Ricart- concluyó que incluso se vendieron armas a bandos enfrentados en un mismo conflicto, como a los Ejércitos de India y Pakistán en 1965.

El informe sitúa el primer punto de esa red en la empresa MEREX AG, fundada por el ex militar nazi Gerhard Mertins en 1963 y “protegida” entonces por el servicio de inteligencia alemán Bundesnachrichtendienst (BND).

El BND encomendó a la empresa la tarea de “comercializar el excedente armamentístico producido antes y durante la guerra para permitir a Alemania armarse con nuevo material importado desde Estados Unidos”, cita el informe.

Según la investigación, en la que se exponen documentos desclasificados de la CIA, además de deshacerse del arsenal chatarra, Alemania buscaba “menoscabar la influencia soviética en países ‘no alineados’ a partir de la compra-venta de armamento”.

Para ello contó supuestamente con el apoyo de Estados Unidos, que detuvo la captura de algunos nazis -e incluso facilitó su huida- por considerarlos de posible utilidad para la lucha contra el comunismo.

Por ejemplo, uno de los documentos desclasificados y consultados por Pérez Ricart prueba al parecer el apoyo que dio la CIA al famoso nazi Klaus Barbie -conocido como el “carnicero de Lyon” y responsable de la ejecución de al menos 4.000 personas durante la guerra- para fugarse a Bolivia por ser “una valiosa fuente de información”.

Barbie fue el contacto de la empresa MEREX en Bolivia, país que en 1966 compró entre diez y 16 tanques M41. Otro nazi, Friedrich Schwend -ex miembro de las SS- hizo lo mismo en Perú, donde concretó la venta de 14 aviones.

A través de una subsidiaria estadounidense en los años 70, la empresa también vendió 74 aviones F86 a Venezuela y Gerhard Mertins directamente vendió municiones a Augusto Pinochet antes del golpe de Estado en 1973, señala el estudio.

El informe describe el “modus operandi” de la empresa: “Envolver a agentes de venta en el gobierno, establecer alianzas con funcionarios específicos, aprovechar la debilidad institucional y promover la corrupción a cambio de pequeñas comisiones”.

Pérez Ricart advirtió que aún falta mucha información por conseguir para exponer los verdaderos alcances de la trama. Sin embargo, sus pesquisas llegan hasta el año 1990, cuando MEREX vendió tanques a Arabia Saudita y armas sudafricanas a Croacia en 1991, entonces en plena guerra con Serbia.

Con esta exposición, el colectivo México vía Berlín quiere “evidenciar la contradicción del discurso pacifista oficial del que se jacta Alemania, incluso hasta hoy”.

En ese sentido, los investigadores mostraron datos de otra pesquisa -adelantada por dos periodistas alemanes de “Die Zeit” y “Taz”- que advierte sobre la fabricación, en México, de réplicas de los fusiles G-36 originales de la empresa alemana Heckler & Koch, “probablemente” con conocimiento de sus dueños.

“Nuestras averiguaciones arrojan que podrían ser el resultado de compartimiento de tecnología alemana”, dijo Pérez Ricart. “Me gustaría enfatizar que no estamos afirmándolo, sino presentando indicios que debería revisar la Fiscalía alemana”, concluyó.

La Fiscalía de Stuttgart actualmente investiga el caso de venta ilegal de al menos 885 fusiles de la empresa Heckler & Koch a México entre los años 2006 y 2008.”

– El Universal

Para leer el artículo completo, haz click aquí